Mujer de 68 años deberá pagar más de $10 millones a clínica de Temuco tras sobrevivir al Covid-19

Mujer de 68 años deberá pagar más de $10 millones a clínica de Temuco tras sobrevivir al Covid-19

Más de 10 millones de pesos debe pagar una sobreviviente de Covid-19, tras permanecer internada por más de un mes en la Clínica Alemana de Temuco. Una cuenta que incluso tuvo rebajas, ya que el monto inicial era cercano a los 50 millones de pesos.

A mediados de marzo, cuando ya se habían confirmado los primeros casos de coronavirus en el país, una mujer de 68 años, quien solicitó mantener su identidad en reserva, se recuperaba de un resfrío que duró menos de una semana.

Tras superar este cuadro continuó con su vida, realizando clases de pilates y compartiendo con su pareja, quien había regresado enfermo tras estar en la comuna de Vitacura, en la región Metropolitana.

Todo parecía ir bien, sin embargo, días después regresaron los síntomas del resfrío. Ahí comenzó la pesadilla.

Día 1: En la UCI
La noche del lunes 23 de marzo, la mujer ya presentaba dificultad para respirar, por lo que se trasladó hasta la Urgencia de la Clínica Alemana en Temuco. Allí realizó las consultas y se le aplicó el examen de detección de Covid-19.

El estado de la paciente era complicado y en cuestión de horas fue internada en la UTI, para de inmediato ser derivada a la UCI donde fue conectada a ventilación mecánica y sedada, sin conocer su diagnóstico.

La familia se enteró 48 horas después que la mujer resultó positiva para Covid-19, siguiendo de cerca la evolución, debido a que su estado fue crítico durante las más de tres semanas que permaneció en cuidados intensivos.

En esa unidad fue intubada en tres oportunidades. Una cuarta representaba un gran peligro, por lo que se le entregó otro tipo de ayuda. Así lo contó su hija mayor.

“Y efectivamente tapó el tubo una tercera vez…se me avisó solamente después que había tapado el tubo y que se le puso un alto flujo para ayudarla a respirar, y ahí estuvo 5 días muy crítica. El médico igual me dijo ‘Este es el momento clave. Si dentro de 5 días ella no lo logra…no lo logra no más’“, añadió la mujer.

Contra todo pronóstico y de manera casi milagrosa, la paciente comenzó a mostrar signos de recuperación, recibiendo el alta después de más de un mes (33 días) en la Clínica Alemana de Temuco.

El millonario cobro
Tras salir de la UCI, la mujer no lograba retener información, tampoco reconocía a las personas, mucho menos podía hablar. Sin embargo, la peor pesadilla ya había pasado.

La sobreviviente del coronavirus regresó a su casa para continuar con su recuperación y luego de tres semanas se llevó una amarga noticia: una factura que llegaba a los 47 millones de pesos que incluía todos los costos de la hospitalización.

La mujer pertenece al sistema privado de salud, a través de la isapre Vida Tres.

Según explicó su familia, la Clínica Alemana de Temuco cobró 44 millones de pesos que corresponden al costo del tratamiento que recibió por Covid-19, además de tres millones de pesos de los honorarios de los médicos que trabajan en el mismo recinto asistencial.

Una cuenta “estratosférica” dijo la hija de la mujer, quien explicó que debido al plan con la prestadora, se le rebajó 36 millones de pesos y se le otorgó una ayuda adicional, descontando otros 900 mil pesos.

Aun así debe pagar 10 millones 100 mil pesos, los que pactó en numerosas cuotas. Un monto que habría resultado mucho menor si se hubiera activado la Cobertura Adicional para Enfermedades Catastróficas (CAEC) o también conocido como seguro catastrófico, que está incluido en todos los planes de salud.

Una ayuda que los pacientes deben solicitar cuando se encuentran en estado grave, pero que en este caso fue imposible realizar, ya que el diagnóstico por Covid-19 fue entregado dos días después de la hospitalización de la mujer, mismo tiempo que establece la isapre para solicitar el seguro. Así lo informa Vida Tres a través de su página web.

“Tratándose de una hospitalización en un prestador de la RED CAEC originada por una urgencia con riesgo vital o secuela funcional grave, el beneficiario o su representante deberá dar aviso a la Isapre dentro de las primeras 48 horas contadas desde el ingreso al centro asistencial, con el objeto que la Institución pueda administrar el caso y controlar que las condiciones de atención del paciente en el prestador, se ajusten a los términos pactados para el otorgamiento de esta cobertura”.

Eso sí, es importante precisar que si el paciente es atendido en un recinto de salud que no pertenece a la red del prestador, se deben seguir otros pasos.

Nadie informó
Sin embargo, nadie informó a la familia que existía la posibilidad de activar el CAEC, lo que podría haber reducido considerablemente la cuenta, ya que sólo se debe pagar un deducible que como máximo llega a las 126 UF ($3.618.281).

De acuerdo a la hija de la sobreviviente de Covid-19, en primera instancia la información se entregó a la pareja de su madre, pero asegura que nunca se les habló del seguro catastrófico.

“Yo no sé si eventualmente en la clínica se le informó o no a la pareja de mi mamá si podía activar el seguro… Por lo menos yo no he sabido, porque el médico tampoco me dijo nada cuando logré hablar con él“.

Según cuenta la joven, su mamá aún se está recuperando y no tiene posibilidad de volver a sus clases de pilates, único ingreso que tenía la mujer.

“No está en condiciones de trabajar, son montos súper altos, que tampoco hay alternativa de la isapre, tienes dos días. Imagínate cuando mi mamá cayó el 23 de marzo, el primer caso en Chile había sido el 3 de marzo, no se tenía idea bien para dónde iba esto. Quedó la escoba en Temuco y resulta que después te desayunas con tremendo precio”.

Por ahora han logrado documentar parte de los más de 10 millones de pesos con algunos cheques, sin embargo, restan varios meses para terminar de pagar el alto monto que costó sobrevivir a una pandemia.

Fuente: Biobiochile

Post a Comment

#SÍGUENOS EN INSTAGRAM